Eterna Roma en su legado y mi corazón

viernes, 9 de agosto de 2013

Versos por el mar

Un abrazo inmenso de agua azulada,
un lugar perfecto donde envejecer.
Hogar de Neptuno, figura amada,
que ofrece consuelo en su anochecer.
No debe olvidar, alma liberada,
por qué este viaje tanto vos desea hacer;
pues, por sus costas siempre navegará,
espíritu libre nunca se ahogará.

A esa dama iluminada,
la de bonita mirada,
estos versos son para ella,
por brillar como una estrella,
reina de la mar deseada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada